NOTICIAS

Con gran denuedo, honra a Jesucristo su Apóstol Naasón Joaquín

Con gran denuedo, honra a Jesucristo su Apóstol Naasón Joaquín

Belice, Belice (Berea Internacional).- En esta pequeña, pero hermosa nación de menos de 400 mil habitantes, el Santo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, cerró la 9ª Etapa de su Gloriosa Gira Universal, esta vez por Centroamérica y lleno de grandes y memorables victorias, honró con gran denuedo al Jesucristo triunfador.

Premiado por muchos gobiernos de Centroamérica, honrado por fuerzas armadas, reconocido por los Parlamentos Nacionales de Costa Rica y Panamá, habiendo recibido las llaves de la Ciudad en diversos y bellos municipios, homenajeado por rectores de prestigiadas Universidades, recibido por multitudes en aeropuertos, en Iglesias, en los más grandes Centros de Convenciones, el Hombre más amado de esta Tierra, primero por Dios -quien de Él dijo: “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida”- y por millones de almas que día a día ruegan a Dios por Él, que dijo haber sentido en su persona ese amor que le tiene su gran pueblo, el Apóstol Naasón Joaquín dijo que todas sus victorias son de quien lo envió: Jesucristo.

Ante una gran multitud de fieles y de ajenos a esta fe que acudieron a escucharlo, destacó: “He recibido reconocimientos, sé que me habéis visto y recibido como al mismo Jesucristo”.

“Reconozcamos que todo lo que su hermano hace es con un fin: darle la honra, la gloria y la alabanza al Señor Jesucristo” exclamó con el denuedo propio de los Apóstoles, el Gran Embajador de Los Cielos, Naasón Joaquín.

Por eso, su hermosa predicación de hoy fue sobre la Adoración Universal y resaltó que en la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad La Luz del Mundo, no hay fanatismo, lo que Él definió como creer en lo que no se entiende.

Enseñó primero qué es la adoración; después, cómo se debe adorar a Dios -por esencia- y a Jesucristo -por obediencia-.

Por eso descubrió la falsedad de señalamientos que suelen surgir, de que en nuestra Iglesia se adora a un hombre. Una cosa es orar por Él, como hacemos sus hijos en la fe, y otra inexacta, adorarle.

Hoy se terminó la serie de presentaciones nacionales en Centroamérica. Lo que destaca es aquel pasaje bíblico: “Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos”.

Hoy en el mundo hay mil testimonios en vídeo , en gráficos, en sonido, en escritos, de la prosperidad del trabajo del Gran Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín, primer Enviado de Dios en visitar Belice.

Es lo que ya había ocurrido con los apóstoles primitivos: “alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”.

admin

febrero 16th, 2017

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *